¿Necesitas Seguro? - Compradores

¿NECESITO SEGURO?

La decisión de contratar una póliza de seguro, cualquiera sea ésta,   depende de la tolerancia al riesgo de cada persona. En efecto, son muchas las personas que le dan poca importancia a los seguros hasta que tienen un siniestro. Como profesionales inmobiliarios es nuestro deber advertir a nuestros clientes la importancia que tiene el contratar una póliza de seguro para proteger su inversión.

¿DE QUÉ ME PROTEGE EL SEGURO?

Existen diferentes pólizas; sin embargo, en materia de inmuebles, las coberturas más importantes están dirigidas a proteger:

La estructura interna y/o externa de la propiedad
Los objetos personales dentro de la propiedad
Daños a terceras personas (accidentes dentro de la propiedad)
Daños a otras propiedades (en caso de condominios)

¿QUÉ SEGURO NECESITO?

Existen diversas clases de seguro  y no todos los propietarios necesitan o buscan el mismo tipo de cobertura. Por lo tanto, es conveniente precisar la cobertura de la póliza, sus restricciones, exclusiones para cubrir sus eventuales riesgos. 

Los elementos más importantes a tomar en cuenta para tomar la decisión del tipo de cobertura que necesita, son:

  • Uso de la Propiedad:
    • Inversión, renta, vacaciones o casa de uso primario.
  • Responsabilidad civil a asegurar.
    • Protegerse contra acciones legales y gastos médicos.
  • Protección contra daños a otras propiedades.
    • Objetos personales y la parte interna de la propiedad (piso, paredes, techos, instalaciones eléctricas, equipos o aire acondicionado)
  • Ubicación
    • Si está en zona propensa a huracanes (suele ser una póliza opcional)
    • Si está en zona de inundación (requerido por el gobierno y prestamistas)
    • Tipo de propiedad
      • Casa y Townhouse: protección estructural, inundación, siniestro y huracanes
      • Condominios: Los edificios suelen tener una póliza general (master policy) que cubre la estructura y áreas comunes contra inundación y siniestro
    • Número de propiedades
      • Si posee varias propiedades, tiene la opción de utilizar seguros “paraguas” que permiten diluir el costo de la póliza.

FORMAS DE REDUCIR EL COSTO DE LA PÓLIZA

1. Incremente su deducible. Como propietario usted puede ahorrar dinero si aumenta el deducible de su seguro; es decir, la cantidad que usted debe pagar cuando  ocurre un siniestro, y, a partir de lo cual, comienza la obligación del seguro de cubrir el saldo deudor.   Ésta es una de las formas más comunes para mantener bajo el costo del seguro y, sin duda, es una manera magnífica de ahorrar, siempre que tenga disponible el monto del deducible al momento de un siniestro.

2. Instale un sistema efectivo de alarma. Las compañías de seguro dan descuentos por tener un sistema de alarma.

3. Trate de pagar por su cuenta siniestros menores, ya que los reclamos frecuentes son determinantes para que las compañías de seguros fijen un valor más alto a la prima.

No olvide pedir la asesoría de un corredor de seguros al momento de adquirir su propiedad y si ya la adquirió nunca es tarde para evaluar las condiciones, términos y cobertura de su póliza.

También puede gustarte

Posibilidad de revalorización / plusvalía Posibilidad de habitarla por tiempo ilimitado Posibilidad de generar un ingreso mensual a través de la renta Posibilidad de pagar la propiedad a través de la renta Responsable por reparaciones y mejoras

¿Cómo influyen las etapas en el precio? Propiedades en planos o pre-construcción pasan por diferentes etapas. A medida que la construcción va avanzando los precios suelen ir incrementando al igual que los depósitos. Sin embargo, no todos los desarrollos tienen la misma estructura y muchos tienen incentivos o atractivos durante las diferentes etapas de la construcción

El desconocimiento o conocimiento superficial de la ley inmobiliaria del Estado de Florida puede conducir a graves errores, especialmente cuando de inmuebles para la renta se trata; errores que se traducen en pérdida de dinero y tiempo. La experiencia habla, por ejemplo, de cuán costosa puede resultar una notificación de desalojo mal practicada; es decir, que no se haga en la oportunidad debida, que no se entregue a la persona correcta, etc.

Búsqueda de Propiedades









Contáctame